Salamanca vuelve a homenajear a Julio Robles

En palabras de Carlos García, alcalde de Salamanca: “Salamanca vuelve a mostrar su apoyo a la tauromaquia como seña de identidad y fuente de riqueza de nuestra provincia en el tradicional homenaje a Julio Robles con motivo del aniversario de su fallecimiento. Este año, además, se cumple medio siglo de su alternativa.”

Tomó la alternativa en 1972 en la Monumental de Barcelona, siendo el padrino Diego Puerta y el testigo Paco Camino. El toro se llamaba:”Clarinero” de Juan Mª Pérez Tabernero. La confirmación tuvo lugar en Las Ventas un año después, por Antonio Bienvenida y Palomo Linares, con el toro: “Pernote” de Caridad Cobaleda.

Salió por la Puerta Grande de Las Ventas en tres ocasiones 1983, 1985 y 1989.

El 13 de agosto de 1990 fue cogido gravemente por el toro “Timador” de Cayetano Muñoz, en la plaza de Béziers provocándole una tetraplejía. Falleció el 14 de enero de 2001 en el hospital de Salamanca a la edad de 49 años, tras sufrir una peritonitis. Un año más tarde el alcalde de Salamanca colocó una estatua junto a la plaza de toros en homenaje al diestro. Fue considerado un torero de corte clásico, profundo, calidad, pureza y artista. Era propietario de la ganadería La Glorieta.

Aunque nació en Fontiveros (Ávila), con pocos años de edad su padre que era secretario se trasladó a la localidad salmantina de La Fuente de San Esteban, donde surgió su afición al toro bravo, en su adolescencia se colaba en los mataderos del pueblo a “darle fiesta” a los becerros que luego iban a sacrificar, también se desplazaba a las múltiples tientas que había en las ganaderías de la zona, muchas veces en bicicleta.

Menú