La fotografía de hoy es de Curro Blanco. Imagen en detalle de la fachada de la Universidad de Salamanca.

Entre la decoración de la fachada, encima de un cráneo se encuentra una escultura de un sapo (pero confundido comúnmente con una rana). Este símbolo podría servir como aviso a los estudiantes. Según algunas teorías se utilizaba como representación del pecado de lujuria, asociado a la muerte al encontrarse encima de un cráneo. Otros asocian las calaveras con los hijos de los Reyes Católicos siendo la que tiene el sapo la del infante Juan, fallecido en Salamanca con 19 años.

En todo caso, según la tradición, se dice que su hallazgo en la fachada augura éxito en los estudios.

Menú