La fotografía de hoy es de Eloísa (@eloberdel). Imagen del interior del patio del palacio de La Salina.

Debe su nombre a haber sido sede del estanco de la sal (hasta 1870) y su disposición, abierta a la calle, demuestra que es un edificio construido desde sus inicios para ser público y no destinado a residencia, por lo que se puede afirmar que Juan Alonso de Fonseca, era el concesionario del monopolio de la sal en la ciudad.

Desde 1884 es sede de la Diputación Provincial. La institución lo compró en 1881.

Menú