Los mejores belenes que visitar en Salamanca capital

Salamanca ha reforzado en los últimos años su apuesta por los belenes. Tanto el Ayuntamiento de Salamanca como la Diputación han decidido reforzar las fórmulas de éxito que han provocado que miles de visitantes y salmantinos conozcan al detalle los nacimientos situados en espacios amplios.

Auditorio de San Blas

El Auditorio de San Blas acoge el belén realizado por la Real Cofradía Penitencial del Cristo Yacente compuesto por 117 figuras que cada año se desenvuelven en un escenario completamente diferente elaborado para la ocasión. Los nostálgicos recordarán las figuras que se colocaban hace dos años en los locales de las Madres Isabeles. Con más espacio, los cuatro belenistas —Javier Pedraz, José Caraset, Gaspar García y Benjamín Llorente—.

Por segundo año consecutivo, los belenistas animan a buscar los detalles a través de un folleto que se entrega en el acceso para que encuentren algunas de las imágenes más impactantes que esconde el belén: desde un perro mordiendo a un hombre, un campo de zanahorias, un pato tratando de huir de un campo helado o una alfombra roja secándose en un balcón mientras que los pastores juegan a las cartas. El belén puede visitarse todos los días hasta el 9 de enero de 17 a 21 horas.

Palacio de La Salina

El otro belén monumental que puede visitarse se encuentra en el patio de La Salina con más de 150 piezas elaboradas siguiendo las técnicas populares por el escultor madrileño José Luis Mayo Lebrija de la mano de la Agrupación Belenista ‘La Morana’. En esta ocasión, también se ha aportado tanto la iluminación como la sonorización con el objetivo de crear una atmósfera adecuada para el Nacimiento. El pasado año recibió más de 14.000 visitas ya con las restricciones de la pandemia: la visita tiene un sentido único para no ralentizar el recorrido una vez que se haya accedido al Patio.

La Purísima y la capilla de la Vera Cruz

La Purísima y la capilla de la Vera Cruz ya cuentan con sus nacimientos instalados. El del histórico templo de Monterrey presenta varias novedades de la mano del cofrade del Despojado Óscar Terrero que lleva realizando el montaje desde 2018. En esta ocasión, según detalla, se ha dividido en tres fases: la primera destinada a La Anunciación de los pastores, otra para el pueblo de Belén adaptado a tiempos de Cristo y la huida a Egipto, novedad de este año. Entre las principales características, a excepción de las figuras, está realizado de manera artesanal: casas, árboles, montañas, enseres realizados en escayola, papel, cartón y poliespán. La situación en la iglesia de La Purísima es junto a la capilla del Socorro en un tamaño superior a los 20 m2. Como colaboradores en el montaje se encuentran su padre, Francisco, y su hermano, Javier. Además, su hija Carla, de 8 años, ha colocado pequeños enigmas para los niños que vayan a visitarlo: están escondidos en lugares estratégicos una ardilla, conejos, unos erizos, una cigüeña, un grupo de ocas y una serpiente. Podrá visitarse de 11:30 a 13:30 y de 18 a 20 horas, salvo las tardes de los domingos que permanece cerrado.

Desde el 26 de noviembre en la capilla de la Vera Cruz se expone también un belén tradicional y se invita a los salmantinos a participar en la campaña de recogida de alimentos hasta el 9 de enero.

Cuartel Arroquia

La ruta belenística se amplío este lunes con la incorporación de dos nacimientos clásicos entre la capital del Tormes. El Cuartel General Arroquia ya expone un belén que siempre despierta la curiosidad de los salmantinos con escenas ‘militares’, en homenaje a los Ingenieros como una de las escenas dentro de una pala excavadora, con infraestructuras y máquinas del Ejército a pequeña escala.

Iglesia de San Benito

Realizado por la Seráfica Hermandad del Santísimo Cristo de la Agonía. Fue uno de los nacimientos más visitados el pasado año ya que se dio la oportunidad de colaborar con donaciones de leche a los salmantinos para una ONG.

Basílica de María Auxiliadora

Tras el parón de 2020 en la parroquia de María Auxiliadora han vuelto a montar el belén. Este nacimiento, por sus grandes dimensiones, y por la originalidad en las escenas es uno de los más visitados y de los que más se echó de menos la Navidad pasada. Cada año el belén va ganando en representatividad con mayor número de figuras hasta llegar a las 120.

Es una información de La Gaceta de Salamanca

 

Menú