Ruta El Portillo (La Alberca) – Portilla Bejarana

UbicaciónPuerto del Portillo, de camino a Las Batuecas desde La Alberca.
Recorrido: Lineal de 6 km. 1 hora y media.
Dificultad: Fácil.
No señalizado.
Restricciones: Solo se puede ir fuera de la temporada de nidificación (protección de aves), en otoño y invierno. Para otras temporadas, preguntar autorización en la Casa del Parque de La Alberca.

Unas vistas espectaculares sobre la sierra de Béjar y Las Hurdes… Se trata de un paseo fácil, casi siempre llano, ya que estaremos ladeando la falda de la montaña. Pero no obstante se trata de un sendero de montaña y habrá que ir con un buen calzado. Tener en cuenta que entramos en un espacio protegido y de acceso restringido; Por lo tanto solo se podrá ir entre los meses de septiembre a marzo, en otros meses, habría que pedir un permiso a las autoridades del Parque Natural. Este camino no está marcado. Dejamos el coche en el aparcamiento del Portillo, el puerto de montaña que se encuentra encima de La Alberca, a 1.250 metros, en camino al Valle de Las Batuecas, a unos 20 minutos de nuestras casas rurales Caño Chico y La Fuente.

De ese mismo lado del aparcamiento, se adivina un camino que sube al lado de los pinos, es él que hay que coger. A unos 50 metros, la pista sube recto hacia la cresta de la montaña pero no debemos seguirla. A mano derecha entre los pinos se ve una pequeña senda que es el camino correcto. Después, el recorrido no tiene pérdida. Caminaremos entonces ladeando la montaña, con la carretera que conduce a las batuecas por debajo de nosotros y unas vistas vertiginosas e increíbles sobre las montañas de Las Hurdes y el Valle de Las Batuecas. La portilla Bejarana es un cortado en la roca (un poco como la brecha de Roldán en los Pirineos) que al llegar a él nos revela, a modo de una ventana, lo que la montaña nos tapaba hasta entonces: Otro paisaje muy distinto que él que teníamos hasta ahora: La Entresierra y la Sierra de Béjar en el fondo, y todos los pueblos diseminados en ese inmenso paraje. Allí se encuentra el punto de retorno por el mismo camino que la ida. Seguramente observareis buitres y cabras montesas, así que no os olvidéis de llevar prismáticos.

Menú