[El Rincón de Daniel de la Iglesia Bonal] Concierto de Natos y Waor

Igual muchos de vosotros no lo sabéis, pero Waor, uno de esos dos raperos que han cambiado toda la esfera del rap nacional, tiene sangre salmantina. De hecho en el último concierto que ofrecieron en nuestra ciudad vino al concierto hasta su abuela, que era la primera vez que iba a verlo a un directo. Claro que aquel concierto no fue un concierto al uso, como el 90% de conciertos suyos también colgaron el cartel de “Sold Out”en el Multiusos Sánchez Paraíso, tal como hicieron anoche en el polideportivo Pisuerga en Valladolid.

Para mí, el de anoche, tampoco fue un concierto más, de hecho fue el mejor concierto al que he asistido, una puesta en escena increíble, dos grandes artistas sobre el escenario en los que se notaba esa pasión que tienen hacia la música y esa conexión con el público.

Uno de los motivos por los que creo que ha sido el mejor concierto del año es porque he podido ver el poder de la música en estado puro. Ese poder de unir, de transmitir, de compartir… Todos los que estábamos allí teníamos algo en común… Natos y Waor, eso quiere decir que tenemos cosas en común, somos muy parecidos, porque todos conectamos con su música y eso no es nada fácil.

Uno de los puntos en los que me derrumbé fue en la canción “Caminaré”. Esta canción al final tiene una frase que dice “escribiendo estas líneas como si valieran de algo”, me fue imposible contener las lágrimas en el momento en el que Waor, al terminar esa frase soltó el detonante diciendo “Al final sí que valieron de algo” Ya que esta canción la compuso cuando no estaba junto a su novia, tiempo después le envió esta canción y hoy por hoy están juntos y son padres de un precioso niño llamado Adam. Antes de que la gente piense que estoy haciendo prensa rosa, quiero que sepáis que esto lo digo para demostrar el poder que tiene la música una vez más, el poder de unir y de arreglar las cosas. Porque cuando aún queda amor que dar, al final se perdona.

Una experiencia inolvidable e irrepetible, sin duda alguna. Tenéis todos mis respetos.

A este concierto fui acompañado de mi prima Lidia, que me hizo disfrutar el propio concierto de la mejor forma posible; para ti tengo la misma palabra que llevo repitiendo todo el artículo… GRACIAS.

Menú