El grabado de hace 25000 años hecho por los pobladores de Salamanca

Los grabados encontrados en el paraje de La Salud han sido clasificados como unos de los más antiguos de la Península Ibérica. La representación más llamativa es un caballo de dos cabezas, realizado mediante piqueteado e incisiones en pizarra. El conjunto de grabados completo se forma por cinco enclaves, en los que aparte del caballo, apareció el cuarto trasero de otro caballo y en otros enclaves, líneas interpretadas como zona cérvico-dorsal de animales.

Este conjunto de grabados se descubrieron en el 2013, al que el caballo se sumó hace un par de años y del que hemos sabido la datación recientemente. Resulta que los grabados cuentan con 10.000 años más de antigüedad que los de la famosa cueva de Altamira, entre el 27.000-22.000 a.C.

Algunos expertos creen que las representaciones bicéfalas podrían representar el movimiento de cabeza del animal.

No es para nada común encontrar el grabado de un caballo bicéfalo en España, sin embargo existe uno muy parecido en un yacimiento portugués llamado Foz Coa, con el que comparte la forma del hocico del animal en forma de pato. Para la profesora del Departamento de Prehistoria, Historia Antigua y Arqueología de la Universidad de Salamanca, Olivia Rivero “se parecen tanto que podrían ser incluso del mismo artista. Así lo creen los investigadores portugueses y en parte tienen razón porque son idénticas”. Esa teoría podría tener sentido ya que en el yacimiento portugués se han encontrado piezas de sílex originales del Tormes y podrían haber sido zonas conectadas entre las que los grupos paleolíticos se desplazasen para obtener recursos. 

Menú