Tiempo de setas en Salamanca: las rutas para llenar la cesta en la provincia este otoño

Otoño es tiempo de setas, también la provincia de Salamanca que cuenta con un acotado micológico y el primer Parque Micológico declarado de Castilla y León. Entre ambos abarcan más de 67.000 hectáreas. Cabe recordar que la recogida de setas es una actividad regulada, es decir, es necesario contar con permiso (el cual se puede solicitar a través de la web www.micocyl.es, dependiente de la Junta de Castilla y León).  Conviene tener muy presente la necesidad de hacer una recolecta sostenible, respetuosa con el medio ambiente y el entorno.

El Acotado Micológico de Ribera de Cañedo abarca una zona de más de 10.000 hectáreas en el norte de la provincia (Valdelosa, Palacios del Arzobispo, Santiz y Zamayón -junto a Mayalde y Peñausende en Zamora), caracterizado por un paisaje alcornocales centenarios y encinares adehesadas, así como de riberas densas. Un enclave natural en el que podemos encontrar especies tan variadas como son Boletus edulis, Boletus pinicola, Boletus aereus, Amanita Caesarea, Lactarius deliciosus, Cantharellus sp., Macrolepiota sp., Lepista nuda…

Y otro enclave que no se pueden perder los amantes de la micología. Se trata además del primer Parque Micológico de la provincia y de Castilla y León. El Parque Micológico denominado ‘Sierras de Francia, Béjar, Quilamas y El Rebollar’ está compuesto por el hasta ahora acotado micológico SA-50.001, cuya titularidad es de la Asociación para el Desarrollo Sostenible Sierras de Francia, Béjar, Quilamas y El Rebollar, y el monte de Utilidad Pública 109 ‘Santuario de la Sierra de Francia’, propiedad de la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

Cuenta con una superficie de 57.804,97 hectáreas, mayoritariamente de montes de utilidad pública, siendo su riqueza micológica muy variada debido a su enorme biodiversidad. Robledales y coníferas comparten espacio con abedules, encinas, castaños y acebos. Destacan en El Rebollar los bosques de roble rebollo más extensos de toda la península. También podemos encontrar cultivos de vides, olivos y cerezos.

Un excelente enclave natural para desarrollar actividades de senderismo, especialmente rutas micológicas en las que encontrar especies tan variadas como son Boletus edulis, Boletus pinicola, Amanita caesarea, Lactarius deliciosus, Cantharellus sp., Macrolepiota sp., Lepista nuda…

Senderos Micológicos

El sendero micológico entre Montemayor del Río y El Cerro es una ruta circular que discurre entre robles y castaños en plena Sierra de Béjar. Un camino señalizado, de algo más de nueve kilómetros, y que es uno de los tres senderos micológicos impulsados por la Diputación de Salamanca para poner en valor la riqueza micológica de la provincia.

El segundo itinerario es un recorrido circular de 12, 7 km. de longitud que une las localidades de Cepeda, Madroñal y Herguijuela de la Sierra.

Un tercer sendero micológico discurre entre los municipios de Tamames y Aldeanueva de la Sierra, una ruta circular de trece kilómetros y ochocientos metros, con un desnivel de 352 metros, un grado de dificultad de tipo medio y una duración aproximada de cuatro horas.

El sendero atraviesa parajes sorprendentes, y con la ayuda de las señales interpretativas no sólo podremos conocer el mundo de los hongos, sino la dilatada historia de estos lugares, sus leyendas, los oficios tradicionales y las peculiaridades de su flora y de su fauna. La mayor parte de este sendero discurre por el Parque Micológico ‘Sierras de Francia, Béjar, Quilamas y El Rebollar’.

Información de Salamanca RTV al día.

Menú