La fotografía de hoy es de Juanma Peralo. Imagen del patio de la Casa de las Conchas, con las torres de la Clerecía al fondo.

Tal vez uno de los puntos que genera más controversia del edificio es el porqué de la elección de las conchas como elemento ornamental. Algunos autores lo ven como una muestra de orgullo de los Maldonado por pertenecer a la orden de Santiago, aunque como aparece la cruz de Santiago en otros lugares de la fachada, quizás sería demasiado reiterativo tantos elementos haciendo referencia a la Orden. Otros autores señalan que la repetición de las conchas, símbolo nobiliario de los Pimentel, fue una muestra del amor que sentía Rodrigo Arias, hijo de Rodrigo Maldonado, por su esposa Juana, cuyo escudo de armas lo forman barras y conchas como se puede ver debajo de una de las ventanas. Sí que es probable que fueran un añadido posterior, hecho durante la reforma decorativa que llevó a cabo Rodrigo Arias en el siglo XVI; las conchas no se encuentran talladas en los sillares, sino que se adosan al muro mediante ganchos de hierro, cosa que es constructivamente, mucho más razonable que tallarlas en los sillares, pero que también podrían abonar esta teoría.

Menú