La fotografía de hoy es de María José Arias. Imagen desde la Plaza del Corrillo con la iglesia de San Martín de fondo.

Inicialmente el espacio fue conocido como Corral de San Martín, por la proximidad a la iglesia, donde se reunían las autoridades municipales y los concejos vecinales. De estas reuniones surgió la denominación popular de corrillo que se mantiene en la actualidad. Con el estallido de la guerra de los Bandos a mediados del siglo XV la plaza quedó en medio de los territorios de las dos facciones. Poca gente se atrevía a pasar por ella, creciendo sólo la hierba, por lo que se comenzó a denominar Corrillo de la Yerba. Construida la Plaza Mayor, la del Corrillo tenía una altura superior, creándose unos escalones entre las dos plazas que fueron suprimidos en 1921 para permitir el paso de carros y vehículos. Posteriormente recuperó su uso peatonal.

Menú