[El Ayer de Salamanca] El trato en el mercado de ganados

En el Arrabal del Puente, junto al Puente Romano y muy cerca del teso donde se ubicaba la feria anual de ganados en el mes de septiembre, se celebraba mensualmente, con un soberbio telón de fondo, el mercado de ganado porcino.
Este mercado de cerdos se había situado siempre fuera de los límites de la ciudad y, por razones obvias, en un lugar bien ventilado. Desde tiempos muy antiguos se celebró en las afueras de la Puerta del Río, junto a la iglesia de Santiago, donde actualmente el nombre de una plaza, plaza del Mercado Viejo, recuerda su antigua ubicación. A mediados del siglo XIX se trasladó a las afueras de la Puerta de Santo Tomás en el lugar denominado plaza de la Justicia, situado antes de alcanzar el convento de los Jerónimos (Fábrica de Mirat), donde ya se celebraba el mercado de ganado vacuno. A finales de siglo, en 1892, el trazado de la línea de ferrocarril de la Compañía Transversal cruzó el espacio de la plaza de la Justicia y obligó a trasladar ambos mercados, pasando desde entonces a efectuarse en el Arrabal del Puente.
En la imagen, ganaderos y tratantes parecen charlar distendidamente en busca, probablemente, de un trato final. En este tipo de mercados, al contrario de lo que ocurría en los mercados diarios o semanales de la ciudad, el trato parecía reservado a los hombres. Sólo los niños realizaban labores auxiliares mientras aprendían los rudimentos de la negociación.

 

Salamanca en el Ayer


Ferias y Fiestas de Salamanca del año 1958 Feria de Ganados.

Salamanca en color

Menú