La fotografía de hoy es de Chuscalles. Una buena y curiosa composición con la Plaza Mayor de Salamanca como protagonista.

Los lados de la Plaza se conocen como “pabellones” o “lienzos”. Los primeros en construirse fueron el Pabellón Real (el que queda a la izquierda si nos ponemos de espaldas al reloj) , y después el de San Martín (el que veríamos frente a nosotros) . Con la Plaza a medio hacer, las obras quedaron interrumpidas durante quince años por los litigios que la ciudad tuvo que mantener con los propietarios de casas, palacios y posadas que se vieron afectadas por su edificación. Una vez resueltos los pleitos, se alzaron los dos pabellones restantes: el Consistorial (el del reloj, que alberga el Ayuntamiento) y el de Petrineros (a la derecha, llamado así por alojar antaño a artesanos del cuero) .

La Plaza Mayor tendría que haber sido aún mayor. Los litigios se saldaron a favor del Consistorio por medio de expropiaciones, pero también por la merma de las medidas estimadas inicialmente para el monumento.

Menú