El ‘estanque’ de Garcibuey, “un lugar mágico” donde bañarte contemplando la Sierra de Francia

Salamanca esconde en cada uno de los rincones que la forman una historia y un nuevo lugar que conocer. Es el caso de Garcibuey, un pueblo que no llega a los 200 habitantes pero, que sin embargo, se ha convertido en uno de los puntos rodeados en rojo por cualquier turista local o nacional que llegue hasta tierras charras. 

Envuelto por el precioso y particular paisaje de la Sierra de Francia, se encuentra a tan solo una hora en coche de la capital salmantina y por sus calles se esconde un auténtico museo vivo de arte urbano bajo la denominación de “Graffitibuey”. Sus comienzos se remontan a 2019, con el objetivo de que distintos artistas, tanto nacionales como internacionales, fueran al pueblo, haciendo de este una marca diferencial (algo cada vez más típico en los distintos que conforman la zona).

Garcibuey cuenta con, denominado por los propios vecinos como tal, el ‘estanque’, cuyo nacimiento se remonta a la época de la posguerra. Su fin en ese momento era el de acumular agua para los regantes, pero poco a poco su funcionalidad fue cambiando, hasta convertirse en una piscina natural. Por otro lado y también en la actualidad, tiene uso más allá que para recibir a bañistas y es que en el caso de que haya cualquier incendio en la zona de la Sierra, los guardias forestales deberán recoger allí el agua, desalojándose el estanque en consecuencia. De hecho, esta era la zona desde la que los guardias vigilaban la zona por si había algún incendio.

¿Cuándo fue el ‘boom’ del estanque, cuándo comenzó a conocerse más? “A raíz de la cuarentena”, señala Raquel Martín, vecina del municipio, “cuando se cerraron todas las piscinas de alrededor. Al no estar considerada como una piscina natural, uno se podía bañar. Ahora mismo, como además se ha reformado el chiringuito y lo han dejado muy muy bien, está lleno. Sinceramente, es un lugar mágico. Es mi lugar favorito en el mundo, estás en la orilla del estanque y ves toda la sierra, miras hacia un lado y ves la montaña y hacia el cielo y ves los pájaros volar. Respiras aire puro, es un lugar que invita a disfrutar y vivir la naturaleza plena. Te enamora nada más verlo”

Desde la semana pasada, el estanque está dentro de la Guía Repsol, la guía turística de referencia española creada en 1979 que propone rutas e itinerarios en coche y proporciona información de interés turístico. Asimismo, también se puede acampar con caravana en el lugar. 

Es una información de Tribuna de Salamanca.

Menú