Las playas más cercanas (Portugal, Asturias y Cantabria)

Aunque nos pasemos algo más de los 90 minutos de las recomendaciones de fuera de la provincia en esta sección, queremos aprovechar el verano para recomendar las playas más cercanas. Tribuna de Salamanca nos recuerda en este artículo que el Atlántico y el Cantábrico son las dos salidas naturales de Salamanca hacia el mar y las opciones son muchas para los salmantinos que quieran aprovechar el fin de semana.

Salamanca es provincia de interior. Sin embargo, el mar no queda tan lejos. Y es que es posible realizar una escapada de fin de semana o, incluso, de un día, para disfrutar de las playas del Atlántico o del Cantábrico. 

En poco más de tres horas de viaje por carretera es posible llegar a la playa desde la capital charra. Pero para ello hay que mirar hacia Portugal o hacia el norte de España. Las opciones son incontables, ya que en cualquiera de los puntos más cercanos hay grandes playas y atractivos dignos de disfrutarse, pero hay cinco destinos que son cinco apuestas seguras para quienes buscan una escapada rápida al mar.

1. Aveiro: 309 kilómetros. Es, por excelencia, la playa de Salamanca. La más cercana y la más visitada por muchos salmantinos, que cada año se acercan a esta localidad portuguesa, con mucho que ofrecer. Aveiro es una ciudad marcada por el agua. Sus canales y sus moliceiros son algunos de sus encantos, por lo que es obligado disfrutar de la localidad y no solo de sus cercanas playas.

Así, por un lado ofrece al visitantes las espectaculares playas de la Reserva Natural de las Dunas de São Jacinto y, por otro, la playa de Barra, con su faro pintado de rojo y blanco, y Costa Nova, famosa por sus casas de rayas de colores.

2. Gijón: 333 kilómetros. Dentro del territorio nacional es una de las playas más cercanas a Salamanca. La playa de San Lorenzo, de más de un kilómetro y medio, es una de las más emblemáticas de la costa asturiana y una gran opción para disfrutar del mar a un paso de Salamanca. Además de esta playa, la más conocida, Gijón cuenta con otras dos. Las playas de Poniente y Arbeyal, la primera de ellas artificial.

Pero Gijón es mucho más que sus playas. Su gastronomía, sus calles y sus alrededores son atractivos que atraparán al visitante más exigente.

3. Figueira da Foz: 352 kilómetros. Quizá menos conocida que otras playas portuguesas, Figueira da Foz y sus extensas playas de arena blanca son una gran opción para acercarse al mar desde la provincia charra. La localidad cuenta con varios kilómetros de costa y grandes arenales que se completan con otros atractivos como la desembocadura del río Mondego, museos, palacios y sus características salinas.

4. Matosinhos: 358 kilómetros. Matosinhos es otra de esas playas a las que se llega desde Salamanca en menos de cuatro horas y que sorprende al visitante. Muy cerca de Oporto, es una playa ideal para los amantes del surf. Su playa de arena fina se completa con la Piscina das Marés, unas piscinas artificiales de agua salada situadas junto al Atlántico.

Además, Matosinhos cuenta con el Passeio Atlantico, una larga pasarela de madera que transcurre junto al oceáno y es un paseo marítimo ideal para descansar y pasear junto al mar.

5. Santander: 363 kilómetros. De nuevo en España, Santander es otra de las playas ideales para los salmantinos. Con más de cinco kilómetros de playas, la capital cántabra es otra opción rápida para quienes quieren hacer una escapada a la costa. Además, es la opción ‘más barata’, ya que es la única de estas cinco opciones a la que se llega sin pagar peaje.

La del Sardinero es una de las más conocidas pero Santander cuenta con más de 10 playas, ideales para una escapada de fin de semana.

Menú