[+Cotas] Cuidados del bichón maltés

El bichón maltés es una de las razas de perro preferidas por muchas personas debido a su pequeño tamaño, buen carácter y belleza. En este artículo vamos a hablar de los cuidados que necesitan.

En primer lugar hablaremos de su gran pelaje:

El pelo del maltés es muy fino por lo que necesita un buen cuidado para que no se enrede, no tiene subpelo por lo que no tendremos el problema de las mudas como pasa con otras razas.

Es fundamental realizar un buen cepillado diario para evitar enredones y así mantener su pelo limpio, ya que al ser pequeños y con el pelo largo suelen ensuciarse con facilidad en los paseos.

Para cepillarlos de forma correcta debemos usar un peine metálico o una carda. No es aconsejable peinarlos en seco ya que si tienen nudos podemos hacerles daño, para eso podemos ayudarnos de un líquido hidratante. El cepillado lo empezaremos desde las puntas para ir abriendo los posibles enredos e iremos subiendo hasta cepillar todo el manto desde la cruz hasta el suelo.

El baño es otro punto importante para mantenerlo en perfecto estado.

Siempre usaremos productos de calidad y específicos para su tipo de pelo. El champú debe ser intensificador para pelo blanco y con pH neutro. También necesitaremos un acondicionador para nutrir y dar brillo al pelo.

A la hora de enjabonarlo debemos tener cuidado de no frotar enérgicamente ya que podemos provocarle muchos enredones, lo haremos masajeando de forma suave y a favor del pelo.

Una vez aclarado con agua tibia llega el momento del secado, usaremos una toalla para quitar el exceso de agua y pasaremos al secador con una temperatura y potencia media para no estropear su pelo. Podemos ir peinando a la vez que secamos.

Lo siguiente que tenemos que tener en cuenta son sus ojos, generalmente todos los malteses tienen unas manchas rojizas en los lagrimales, esto es debido a la oxidación que origina la lágrima en el pelo.

¿Qué podemos hacer para corregir este problema?

Lo primero es mantener la zona limpia a diario, podemos utilizar unas gasas empapadas con agua tibia, manzanilla o suero. Existen productos blanqueadores específicos que ayudan a blanquear la zona mediante tratamientos continuos.

Por último nos centraremos en los oídos, debemos revisarlos regularmente ya que al tener el pelo largo y las orejas caídas pueden tener problemas auditivos.

Para saber si están en perfectas condiciones debemos fijarnos en que tengan un color rosáceo y sin cerumen, cuando sacuden su cabeza de forma enérgica y desprenden un olor no común tenemos que empezar a pensar que hay algún problema en sus oídos.

Para mantenerlos limpios hay que eliminar los pelos que se encuentran dentro del conducto auditivo, estos pelos son muy finos y se pueden quitar fácilmente con los dedos y un pequeño tirón. Una vez eliminados se puede proceder a la limpieza del oído externo con una gasa.

IMPORTANTE: Si no estamos seguros de saber hacerlo es mejor acudir a un profesional para evitar dañar a nuestro Bichón.

Con estas pautas podremos tener a nuestra mascota sana y reluciente.

Sofía Herrera Esteban

Peluquera canina

recmascotas.es

Menú