La Fundación Cultural Hispano-Brasileña acoge la exposición ‘Memorias sagradas’, del fotógrafo y periodista brasileño Ricardo Beliel

La Fundación Cultural Hispano-Brasileña alberga en el Archivo Histórico Provincial de Salamanca la exposición “Memorias sagradas. Imágenes de la historia reciente de Brasil”, del fotógrafo y periodista brasileño Ricardo Beliel.

El proyecto “Memorias Sagradas” contiene narrativas de cuarenta y dos personajes contemporáneos de la época del cangaço, el bandolerismo endémico del nordeste de Brasil, y de otros diecinueve descendientes directos de los protagonistas de esta saga sertaneja. El título hace referencia a la profundidad y confianza con la que esas personas compartieron sus recuerdos de formas visceral, íntima y esclarecedora. Son memorias sagradas de vida y muerte, llenas de la tradición de la cultura oral del interior de Brasil.

El autor realizó nueve viajes entre 2007 y 2019 a las regiones abarcadas por los sertões de los estados de Alagoas, Pernambuco, Bahía, Sergipe, Rio Grande do Norte, Ceará, São Paulo y Minas Gerais para recoger los materiales narrativos y las imágenes de míticos cangaceiros, montaraces y bandoleros y de algunos de sus descendientes. Recorrió once mil kilómetros, muchos de ellos por las precarias carreteras del interior del país, con el resultado del encuentro con cuarenta y tres personajes contemporáneos.

Son ellos los que custodian los importantes relatos vinculados a la historia del cangaço, acaecidos en la primera mitad del siglo XX, un mundo sertanejo que se está extinguiendo junto a sus tradiciones orales. Las personas entrevistadas, en su gran mayoría casi centenarias, poseen una riqueza semejante al misterio de la tierra. Son descendientes de la época del cangaço, personajes de un ciclo de la historia de Brasil que aquí rescatamos para que no queden en el olvido, como piedras silenciosas en medio del camino.

Ricardo Beliel

Ricardo Beliel es periodista, postgraduado en fotografía y comenzó a interesarse por el arte mientras estudiaba grabado en el Centro de Estudios de Arte Ivan Serpa y en el Museo de Arte Moderno (MAM) de Río de Janeiro. En 1973 se inicia en el mundo de la fotografía, trabajando con músicos de la talla de Caetano Veloso, Gilberto Gil, Egberto Gismonti y O Terço. En 1976 es contratado como fotógrafo por el periódico O Globo, pasando después por otras grandes revistas y rotativos brasileños de ámbito nacional. Fue editor de fotografía de la revista Manchete y sub editor en el periódico Lance, del que, además, fue miembro fundador. Durante seis años formó parte de la agencia GLMR & Saga Associés en París, realizando reportajes fotográficos en América Latina y África. Ha ganado tres veces el premio Abril de Periodismo, además de recibir en 1991, los premios Interpressphoto (Organización Internacional de Periodistas), Alexander Rodchenko (Confederación de Periodistas de la extinta URSS), entre otros.

Menú