La fotografía de hoy es de Joselu Chibus. Imagen del crucero que recibe a los visitantes que entran por la antigua puerta del Río, ya inexistente.

Cuenta el propio autor de la foto que en la entrada sur de Salamanca hay un arco (solamente quedan sus partes iniciales) que los salmantinos llamamos Arco de Aníbal en reconocimiento de las mujeres salmantinas que lograron expulsar a las tropas cartaginesas de la ciudad.

Polibio, Tito Livio y Plutarco, importantes historiadores del Imperio Romano hablan de estas luchas entre romanos y cartagineses ya que el fin último de Aníbal Barca era conquistar Roma.

En el siglo III a.c. Aníbal Barca deseaba derrotar para siempre y someter a los pueblos del oeste de España pero los vacceos, vettones y lusitanos eran duros de roer.

Antes de que Aníbal llegara a Helmántica, sus hombres habían salido de la ciudad y se habían esparcido por los bosques cercanos, así entró y no encontró resistencia. Pero al salir, las mujeres habían preparado agua y aceite hirviendo arrojándolas sobre las tropas invasoras que corrieron despavoridas.

Desde entonces, los cartagineses no volvieron por estos lares que fueron ocupados por los romanos tras el asesinato de Viriato por parte de tres de sus lugartenientes.

Los Romanos eran más guapos y más limpios y las helmanticienses se enamoraron de ellos, por eso, no les tiraron los trastos a sus cabezas.

Menú