La Diócesis de Salamanca celebró la Semana por la Vida

«Custodios de la vida» es el lema de la Jornada por la Vida que la Iglesia celebró el  25 de marzo, coincidiendo con la solemnidad de la Anunciación del Señor.  Esta jornada recuerda que la vida, “es un bien fundamental para el hombre, sin el cual no cabe la existencia ni el disfrute de los demás bienes”, como señalan los obispos de la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida. En este año invitan a reflexionar sobre cuál debe ser la respuesta de los cristianos en este momento histórico ante el avance de la cultura de la muerte, por la reciente aprobación de la Ley de Eutanasia en el Congreso de los Diputados. Ante esta cultura de la muerte, “debemos ser custodios de la vida” porque, como afirmaba San Juan Pablo II, “la vida es siempre un bien”.

Actualidad DiocesanaSemana por la vida

Los actos comenzaron con una reflexión sobre la vida eterna, a cargo del delegado diocesano de Familia y Vida, Florentino Gutiérrez. Al día siguiente, tomó la palabra el sacerdote Francisco Javier García Santos, promotor de justicia y defensor del vínculo del Tribunal Eclesiástico de Salamanca, que acercó todos los detalles sobre el testamento vital, qué es, cómo y dónde se puede presentar.

También tuvo lugar una mesa redonda en la que se abordó el tema de la jornada, y en la que intervinieron responsables de Proyecto Hombre, del Comedor de los Pobres, Cáritas diocesana de Salamanca y del Centro materno infantil “Ave María”, instituciones que custodian la vida en la diócesis.

Menú