La ruta por los mejores castillos de la provincia

La Asociación para el Desarrollo de la Zona Oeste de Salamanca ADEZOS ha elaborado este vídeo con la ruta de los castillos de la frontera charra. Engloba cuatro castillos ubicados en las localidades de Ledesma, San Felices de los Gallegos, Aldea del Obispo y Ciudad Rodrigo.

Fortaleza de Ledesma

La Fortaleza de Ledesma data de los siglos XIII y XIV y fue declarada Bien de Interés Cultural en 1949. Construida para defender la villa en la zona más vulnerable por la orografía del terreno, cuenta con dos puertas de acceso, una de ellas, la sur, flanqueada por dos torreones.

Esta fortaleza está adosada a la muralla de la villa y se ha convertido en punto de encuentro para los ledesminos y escenario para múltiples actividades y celebraciones, entre ellas el pregón y la coronación de la reina y las damas de las fiestas de Corpus. Además, Ledesma conserva gran parte de la muralla de piedra que la rodeaba, la mayor parte levantada en el siglo XII en tiempos de Fernando II de León. Una villa que, sin duda, merece la pena descubrir.

Castillo de San Felices de los Gallegos

Mandado construir por el rey portugués Don Dionis a finales del siglo XIII, el castillo de San Felices de los Gallegos alberga hoy en su interior un Aula Histórica y forma parte de la Ruta de Fortificaciones en la frontera hispano-portuguesa. El conjunto cuenta con tres partes, como son La Cerca Vieja, El Castillo y la Fortificación del siglo XVIII y ha sobrevivido al paso del tiempo y a los intentos de demolición para reutilizar su piedra.

Según cuentan desde la web de los castillos de frontera, la construcción pertenecía a los Duques de Alba y “luego a los militares en la Guerra de la Independencia, hasta que en el año 1920 tres señores de San Felices compran todo para aprovechar la piedra para la construcción de las casas. Hacen varios derribos en la muralla y un paseo en la Plaza de Armas, la cual la parcelan y la venden. Intentan desmontar el Castillo, pero no es fácil ya que el muro tiene un grosor de 4 metros. En 1924 lo compra, Ángel de Dios, con la ayuda de un hermano de Puerto Rico, para salvarlo. En 1954 dos norteamericanos le ofrecen 14 millones de pesetas para desmontarlo, marcar todas las piedras y llevárselo como un puzzle. Ángel de Dios les dijo que no, que se lo vendía por la mitad si lo restauraban y lo dejaban aquí. Cuando falleció Ángel de Dios pasó a mano de sus hijos, de los cuales vive uno de ellos, que lo ha donado al pueblo para que se pueda visitar“.

Fuerte de la Concepción

Ubicado en Aldea del Obispo, el Fuerte de la Concepción es una de las fortificaciones militares más espectaculares de España. Su construcción comenzó en 1663 y es una réplica de la fortaleza de la localidad portuguesa de Almeida. Tiene forma de estrella y en él se podían alojar hasta 1.500 infantes y 200 jinetes.

Su promotor fue el duque de Osuna, quien lo mandó levantar como contrapeso a las fortificaciones lusas de Castelo Rodrigo y Almeida. La derrota del duque dio lugar a su destrucción, adquiriendo su peculiar diseño en forma de custodia en el siglo XVIII, de la mano del arquitecto militar Moreau. Finalmente, durante la Guerra de la Independencia fue inutilizado y volado parcialmente por orden de Wellington“, explican en la información sobre el castillo.

Tras décadas de abandono, en el año 2000 fue adquirido por un particular y ahora alberga en su interior un complejo hotelero.

Castillo de Ciudad Rodrigo

El popular Parador de Ciudad Rodrigo es, en realidad, el Castillo de Enrique II y comenzó su construcción en 1372. Destaca su torre del homenaje, distribuida en tres plantas, a lo que hay que añadir la muralla y las torres de defensa. Desde 1928 alberga el Parador Nacional de Turismo.

Información y fotografías de Tribuna de Salamanca

Menú