Un huerto escolar para educar en hábitos sostenibles

El alumnado del colegio salmantino San Estanislao de Kostka cuenta con un recurso educativo muy valioso fuera de las aulas. En el año 2019 este centro puso en marcha un proyecto de huerto escolar que, a día de hoy, funciona a plena actividad y ha demostrado su valor como escenario para enmarcar actividades formativas de todo tipo y acercarse a la ciencia y a la naturaleza y sus procesos de un modo vivenciado.

Los beneficios de este tipo de proyectos en el ámbito escolar son múltiples y van desde la promoción de una alimentación saludable entre los más pequeños hasta el fomento de la colaboración para lograr un objetivo común, pasando por la maduración de aptitudes como la paciencia, la responsabilidad y la autonomía personal. Pero por si todo esto fuera poco, la creación de este huerto urbano es, tal y como destacan desde el propio centro, una herramienta para “impulsar una conversión ecológica, desde la educación, fomentando una educación experiencial en las escuelas que lleve al alumnado a la acción”. Cambiar el mundo desde las aulas, cultivando no sólo un huerto sino, a través de éste, cultivar una serie de actitudes y sensibilidades en torno al cuidado del medio ambiente que asegure un futuro más sostenible. Una filosofía 100% Savia que en este centro escolar de Salamanca llevan ya tiempo desarrollando y que se convierte en un ejemplo de la labor que, desde cualquier entidad, puede llevarse a cabo para promover y trabajar los valores de la sostenibilidad.

Huerto escolarEl alumnado trabaja en la preparación de la tierra, las labores de riego, la siembra o la recolecta, unas actividades en las que participan los grupos desde educación infantil hasta 4º de la ESO y  el huerto se convierte en un espacio ambiental donde poder experimentar el contacto con la tierra y practicar un modo de vida más sostenible. Además, gran parte de las actividades desarrolladas en el huerto se realizan en colaboración con el centro de educación especial Los Tilos, contribuyendo al fomento de relaciones e integración entre personas con distintas capacidades.

Las actividades formativas en torno al huerto van más allá del propio espacio exterior y, dentro de este programa formativo, el centro realiza también actividades dentro del aula como pueden ser formaciones sobre tipos de plantas y sus características biológicas.

Un proyecto con un carácter integral que desde el colegio San Estanislao de Kostka promueven en colaboración con la Red de Huertos Escolares Comunitarios de la Universidad de Salamanca (HecoUSAL).

Reportaje de Savia Salamanca.

Menú