[El ayer de Salamanca] La Plaza Mayor

La Plaza Mayor de Salamanca ha tenido transformaciones de todo tipo. Desde parque, plaza de toros, actuaciones de todo tipo…

La fotografía en blanco y negro permite ver el estado de los jardines de la Plaza Mayor en 1910.
Desde sus inicios, el espacio de la Plaza Mayor había sido concebido limpio y despejado para permitir la celebración de actos y espectáculos públicos. Este propósito sólo fue alterado con la colocación en su centro de una farola-candil de aceite inaugurada en 1784. Sin embargo, a partir de 1870, la Plaza Mayor fue dotada de arbolado (acacias), lo que en aquel momento representaba el embellecimiento y regeneración de una ciudad que carecía prácticamente de espacios verdes. La estructura y apariencia de ese inicial “bosquecillo” fue cambiando con el tiempo hasta convertirse en jardines según los gustos imperantes.
En 1910, el arbolado había disminuido considerablemente y en su lugar se habían instalado parterres con flores y plantas arbustivas. Destacaba la línea de canapés, bancos de piedra corridos con respaldo de hierro fabricados por Moneo e hijos, instalados en 1872 y hoy colocados en la plaza de la Libertad y en la de Colón, en cuyos extremos sobre columnas de granito estaban colocados los jarrones de hierro que fundió Maculet y que fueron instalados ese mismo año. En la glorieta central, también rodeada de canapés y diseñada en 1881, se izaba el templete que tras haber sido retirado y trasladado a la Alamedilla en 1898 había vuelto a ser colocado allí en 1906. Completaba el equipamiento urbano los urinarios de chapa instalados en 1884, rodeados de una verja de hierro en 1889 y que se mantuvieron hasta 1911 cuando fueron sustituidos.
En la fotografía aparecen coches de punto esperando clientes frente a los arcos del Novelty. Fueron expulsados de la Plaza por razones higiénicas en 1916, según cuenta “Salamanca en el ayer”.
Fotografía actual de Iván Casado
Menú