La fotografía de hoy es de Pilar M. Cobos. Una imagen del Patio Chico desde la plaza de los Leones, junto a la calle del Arcediano.

Muchos son los vestigios de la ocupación prerromana de la salamanca primitiva. En 1991, una excavación arqueológica realizada en el “jardín del Visir” (Martin Valls, Benet y Macarro) en la calle del Arcediano, descubrió el primer suelo celtibérico documentado de la ciudad: los restos de una estancia, construida con muros de adobe, con un hogar central y piso de arcilla apisonada. En los solares de la calle (n 6-8 y 10-12) se evidenciaron, tras un derrumbe de adobes, diversas fases de ocupación, en los que es posible percibir a través de su estratigrafía un proceso continuo de reordenación y reocupación del espacio desde época celtibérica a nuestros días. (Salamanca del ayer)

Menú