La fotografía de hoy es de Daniel Gonzalo. Una imagen de Las Arribes del Duero.

Las profundas incisiones de los ríos Duero y Águeda son frontera natural entre España y Portugal, dividen una zona de idénticas características entre ambos países. El Duero y sus afluentes son el elemento común y nexo de unión de todo un territorio que se extiende linealmente a lo largo de más de 120 kilómetros.​ El Duero es internacional desde la presa de Castro hasta Barca d’Alva. En este lugar se le une el río Águeda, que es internacional desde esta aldea hasta el lugar donde se le une el río Turones, cerca de La Bouza.​ La parte española, declarada parque natural de Arribes del Duero, se extiende sobre una superficie de 106 105 hectáreas mientras que la parte portuguesa, declarada parque natural del Duero Internacional, se extiende sobre una superficie de 85.150 hectáreas. Los dos parques suman una superficie de 191.255 hectáreas, lo que convierte a esta zona en una de las áreas protegidas más grandes de Europa.

Menú