Una apasionante ruta a través de la naturaleza y la historia en San Martín del Castañar

Una ruta que aúna patrimonio natural con historia es lo que ofrece el Camino de Los Molinos y Yacimientos Visigodos en San Martín del Castañar.

En un paraje único, especialmente en esta época tras las lluvias, el recorrido parte de la localidad serrana para ofrecer dos alternativas: un recorrido largo de 10 kilómetros y otro de casi 5, especialmente pensado para el turismo familiar.

La ruta parte de San Martín del Castañar y se adentra en la Sierra de Francia a través de un estrecho sendero paralelo al río Francia. Precisamente la presencia del agua será constante a lo largo de todo el camino, de ahí que unos de los grandes protagonistas de la ruta sean las ruinas de molinos como el del Tío Enrique, que dan una idea de lo importante que han sido siempre los recursos naturales para los vecinos de la Sierra de la Francia.

Siempre con el constante murmullo del agua, el primer tramo de la ruta (común para los dos recorridos) atraviesa las llamadas “Cascadas sin fin”, unos pequeños de saltos de agua que en estos días bajan con fuerza, dándole al camino una imagen mágica.

En este punto donde se divide el sendero, para lo que opten por la versión corta de la ruta puedan regresar al pueblo.

Los que decidan continuar el camino y completar los 10 kilómetros tendrá que enfrentarse a la parte más dura del recorrido, con la subida al Pico Manceras, aunque las espectaculares vistas de la Sierra compensan el esfuerzo.

El objetivo ahora es llegar hasta el campamento de La Legoriza, donde se encuentra la segunda gran sorpresa de la ruta, que es el yacimiento visigodo.

La Gaceta de Salamanca

Menú