La fotografía de hoy es de Eloberdel. Detalle de las vistas que encontramos desde La Clerecía en la capital.

Las torres se construyen para estar cerca del cielo, el lugar en el que sencillamente se es feliz. Pero también para otear el horizonte. Ya lo decía Unamuno, Salamanca “Alto Soto de torres”. Por ello, subir a las Torres de la Clerecía es una experiencia única, es respirar, ver el mundo para anticiparnos de un modo placentero a nuestro devenir. Scala Coeli es una singular Escalera al Cielo, con la que podremos disfrutar de panorámicas espectaculares de la ciudad que nunca antes habíamos conocido.

Menú