La fotografía de hoy es de Isabel Sanmartín. La fachada de la Casa de las Muertes nos lleva a las historias que guardan su interior, aunque a veces nos hacen despistarnos del valor del edificio.

La casa se encontraba ubicada en una calle de Tapiceros, actualmente en la calle de Bordadores. En 1500 Alfonso de Fonseca hace construir esta casa (junto con el Palacio de La Salina).1​ A comienzos del siglo XIX se produce un cuádruple asesinato de una familia compuesta de cuatro individuos que habitaba en su interior. Este suceso impresionó a los habitantes de Salamanca y acrecentó la denominación popular de la “Casa de las Muertes”. En mayo de 1835 una señorita que, meses antes había despedido a sus criados, habitando en su retiro en la casa aparece una mañana asesinada en el pozo del patio. A causa de estos sucesos la casa quedó deshabitada por algún tiempo hasta que volvió a ser habitada a finales del siglo XIX.

Menú