La fotografía de hoy es de Ramón Vicente. Imagen nocturna de la la iglesia de San Benito. Una iglesia que pasa desapercibida muchas veces entre los propios salmantinos y turistas, y que tiene mucha más historia de lo que uno se imagina.

La actual iglesia de San Benito se erigió sustituyendo a un templo anterior de fábrica románica, que habría sido construido en 1104 dentro del proceso repoblador emprendido en la ciudad por el rey Alfonso VI de León. En esta primitiva iglesia románica fue bautizado el arzobispo Alonso II de Fonseca, que en 1506 mandó edificar la nueva iglesia de estilo gótico, que posteriormente se iría mejorando por la familia Maldonado, emparentada con el arzobispo.

En el siglo XV, durante la división de la ciudad de Salamanca en dos bandos enfrentados, la denominación de esta iglesia, que solía reunir a uno de los bandos, dio nombre al bando de San Benito, enfrentado al de Santo Tomé.

Menú