Un ejemplo de recuperación de la arquitectura popular

Su innovadora actividad cultural y artística así como la realización de atractivas ferias ha convertido a Morille en una localidad referente en estos ámbitos, aunque también tiene otros valores como la constante defensa de sus recursos tradicionales, lo que ha permitido a la localidad recuperar un entorno idílico en el casco urbano y recuperar espacios olvidados.

En estos años, en Morille se ha protegido la arquitectura tradicional, en piedra morilleja. Se han recuperado además elementos de interesante valor etnográfico como el antiguo potro ganadero situado en solar cedido por la Cámara Agraria.

También se han puesto en valor los pequeños puentes tradicionales del municipio, construidos con grandes lanchas de piedra lo que ha conseguido recuperar espacios de paseo y descanso idílicos. La recuperación de las antiguas pozas o lavaderos del municipio, así como de la parcela en su conjunto donde se ubican ha permitido al Ayuntamiento convertirlo en un lugar de visita y de esparcimiento donde se ha construido un merendero en piedra tradicional.

En la labor de recuperación de inmuebles tradicionales destaca de manera especial la rehabilitación de uno de los antiguos molinos eléctricos de Morille, que se convertirá en 2021 en sede para el Museo de la Imprenta Ángel de la Torre. Por otra parte, año tras año el Ayuntamiento de Morille está empeñado en reducir las ruinas del casco urbano, pues entiende que esa recuperación es imprescindible para la revalorización general del municipio.

Fruto de esta labor ha sido la adquisición por el Ayuntamiento (por la vía de cesión gratuita por parte de sus propietarios) del inmueble ubicado en la calle Alba y cuyo abandono suponía un problema para la seguridad.

La Gaceta de Salamanca.

Menú