“Masterchef abuelos” en Salamanca

 

El día de Navidad y en horario de máxima audiencia. No se puede pedir más. Salamanca brilló en la edición especial de ‘MasterChef’ dedicada a los abuelos emitida este viernes en La 1. El programa fue grabado el pasado mes de octubre y tuvo como escenario principal la Plaza Mayor de la capital. Pero no solo se lució el monumento más simbólico de la ciudad, también se mostraron imágenes aéreas y ‘time lapse’ de otros enclaves como la Catedral, la plaza de Anaya, el Edificio Histórico de la Universidad y la iglesia de los Dominicos. “Sus fachadas doradas son de una belleza singular y parecen estar hechas para contemplarlas al atardecer”, aseguró el cocinero y presentador Jordi Cruz en referencia a la Plaza Mayor para presentar a la ciudad antes de disputar junto a su colega Pepe Rodríguez una improvisada partida de calva.

Los protagonistas del programa especial, entre los que se encontraba el salmantino de adopción Santiago Aramendi, que ejerció como guía, tuvieron que elaborar en los fogones improvisados de la Plaza Mayor cuatro platos muy salmantinos: hornazo, chanfaina, huevos con farinato y roquillas de Ledesma. Divididos en dos equipos, los maduros cocineros dejaron momentos muy simpáticos y también entrañables. Aunque ellos pensaban que los comensales de sus 80 raciones iban a ser famosos, finalmente resultaron ser sus propios familiares. Durante el proceso, el exseleccionador nacional Vicente del Bosque hizo una visita a los participantes y Loles León ofreció a los concursantes chorizo de la tierra y vino tinto. El equipo rojo, en el que se encontraba Santiago Aramendi, fue el ganador de esta prueba de exteriores con Salamanca como absoluta protagonista.

Menú