Las huellas fósiles que permanecen en este municipio salmantino
La Ruta de las Huellas Fósiles de Monsagro recorre la localidad para descubrir en las fachadas de las casas la presencia de animales extintos que vivieron hace 500 millones de años. Nos cuenta esta experiencia La Gaceta de Salamanca.
La incidencia de las corrientes marinas y los seres extintos de las profundidades han dejado huellas muy visibles y de inefable valor patrimonial que Monsagro atesora a la vista de todos en fachadas, piedras y construcciones repartidas por todo el municipio.
La Era Primaria se funde con el presente en sus calles, un regalo que dio lugar en 2015 a la Ruta de las Huellas Fósiles, con el respaldo de la Diputación de Salamanca. Y es que el patrimonio geológico de Monsagro data de hace nada menos que 480 millones de años, y está formado por innumerables fósiles marinos y los rastros que en su día dejaron los seres que vivieron en la zona.
El impresionante recorrido que muestra este pasado engloba las casas y edificios que fueron decorados con estos hallazgos arqueológicos. Una ruta de carácter didáctico que acerca el conocimiento de estas formas pétreas inmortalizadas a los turistas y que además es un reclamo para los expertos.
El recorrido está marcado con cinco paneles y comienza en la entrada del pueblo y termina en la Plaza Mayor. Cuenta con pequeños y dorados trilobites (un tipo de invertebrado extinto) incrustados en el suelo, como si del Paseo de la Fama se tratara, que encauzan al viajero y aportan un toque de luminosidad y originalidad a las pedregosas calles de la localidad.
El proyecto de la Ruta de las Huellas Fósiles incluye además a las nuevas tecnologías necesarias y adaptadas a los tiempos que corren, ya que los paneles disponen de códigos QR a través de los cuales es posible acceder a interesantes y prácticos vídeos explicativos de las criaturas que poblaron Monsagro en la antigüedad. El museo complementa la visita con un exhaustivo análisis de las muestras.
Menú