Fotografía de María José Arias, que muestra un lugar por el que todos hemos pasado pero que pocas veces nos paramos a admirar.

Desde la Plaza Mayor de Salamanca, en el arco que da a la plaza del Corrillo, tenemos la portada de la iglesia de San Martín de Tours. Llamada “del Corrillo” por la hierba que crecía a su alrededor, ya que pocos se atrevían a pasar por allí. Era el lugar límite entre los bandos de Salamanca.

La iglesia de San Martín fue construida sobre una ermita dedicada a San Pedro en el siglo XII, concretamente en el año 1103 por iniciativa del conde Martín Fernández en el barrio de los toresanos durante la repoblación de la ciudad. Fue declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1931. Es una iglesia bellísima que muchas veces pasa desapercibida en nuestro camino hacia la Catedral. Probablemente la mejor conservada dentro de las más antiguas de la ciudad.

Menú