Fotografía de Eloberdel. Calle La Rúa con el reflejo de la torre levemente inclinada por causa del terremoto de 1755. La calle llora ante el drama de tantos empresarios que por consecuencia de las restricciones políticas de la pandemia han tenido que cerrar.

Tarde o temprano saldrá el sol. El problema será si algunos de esos negocios volverán a verlo.

Menú