Recorrido por varias instituciones de atención a los pobres

La Jornada Mundial de los Pobres tuvo lugar este domingo en todas las diócesis del mundo. La pobreza asume rostros muy diferentes en la diócesis de Salamanca. En el vídeo se descubren algunos de los lugares en los que se tiende la mano al pobre.

“No hay fidelidad sin riesgo. En el Evangelio, los siervos buenos son los que arriesgan. No son cautelosos y precavidos, no guardan lo que han recibido, sino que lo emplean”, dijo el papa Francisco en la Jornada Mundial de los Pobres, recordando que el bien, “si no se invierte, se pierde; porque la grandeza de nuestra vida no depende de cuánto acaparamos, sino de cuánto fruto damos”. En este sentido, el Santo Padre señaló que los pobres nos permiten enriquecernos en el amor, que es la mayor carencia que uno puede tener. Y nos invita a preguntarnos ¿qué puedo dar?, en lugar de plantearnos constantemente, ¿qué puedo comprar?” Y nos recuerda que “somos portadores de una gran riqueza, que no depende de cuánto poseamos, sino de lo que somos: de la vida que hemos recibido, del bien que hay en nosotros, de la belleza irreemplazable que Dios nos ha dado, porque somos hechos a su imagen, cada uno de nosotros es precioso a sus ojos, único e insustituible en la historia”.

Menú