La apertura de otro tramo de vía abandonada, una joya para el turismo provincial

La apertura de este Camino de Hierro, que se espera abrir oficialmente el próximo año, serán aproximadamente 55 los kilómetros de antigua vía revitalizados. Este es el propósito de la Diputación provincial de Salamanca, que ha invertido en los últimos cuatro años cerca de un millón de euros en la restauración de los últimos 17 kilómetros de la vía de La Fregeneda, entre este municipio y el puente internacional sobre el río Águeda, por el que se accede a Barca d’Álva.

Alba de Tormes, Terradillos, Calvarrasa de Arriba, Arapiles y Carbajosa de la Sagrada fueron los primeros municipios en asociarse para constituir la Asociación Vía Férrea de la Plata (VIFEPLA). Una vez que ADIF retiró el material ferroviario y se estableció el contrato, en 2016 se abría la vía verde de 20 kilómetros. Casi simultáneamente, en el extremo sur de la línea a su paso por la provincia, la retirada de las vías en los 17 kilómetros que transcurren por los municipios de Béjar, Cantagallo, Puerto de Béjar y Baños de Montemayor, ya en Cáceres, permitió poner en servicio hace dos años la segunda Vía Verde salmantina.

El pasado noviembre quince municipios suscribían la creación de la Asociación Vía Verde-Salamanca Sur, presidida por el alcalde de Ledrada. para impulsar este objetivo.

Menú