Según cuenta Antonio Blázquez, es una fotografía de la plaza de Anaya al poco de finalizar la reforma de 1932, pues aún se puede ver la vegetación muy joven. Esta estructuración se mantendría hasta la gran reforma de 1972 que la dio el aspecto que tiene hoy en día, cambiando la posición de las escaleras del atrio de la catedral, y trasladando la escultura de padre Cámara a su ubicación actual, como actuaciones más destacadas. En esos 40 años el mayor cambio fue el derribo del edificio de la familia Lamamie de Clairac, y la construcción del Juan del Enzina en 1966. Es una foto de una tarjeta postal de Ediciones Arribas.

Menú