El Mariquelo completa la ascensión a la torre de la Catedral

Ángel Rufino de Haro `El Mariquelo´ ha vuelto a subir por la torre de la Catedral, esta vez más sobria y austera que otros años, aunque igual de digna.

Desde el año siguiente al terremoto con epicentro en Lisboa del año 1755, la familia de los mariquelos (encargada de tocar las campanas de la Catedral), el cabildo les encargó subir hasta lo alto de la torre por varias razones. En primer lugar para dar gracias a Dios al no haber muerto nadie en el terremoto, y pedir que no se vuelta a repetir. En segundo lugar para comprobar los posibles daños en la estructura y medir la inclinación de la torre.

Este año además ha dedicado la ascensión a la memoria de los fallecidos y enfermos de coronavirus, a sus familiares y al personal sanitario.

Imagen principal: Lydia González

Imagen secundaria: El Mariquelo

Menú